Como expresarte con tu mirada
Escrito por CursosonlinE21
Habilidades Comunicativas

¿Cómo te sientes cuando justo en el preciso momento en el que la persona va a decirte algo relevante o personal… zas! Desvía la mirada un instante.

¿Cerrarías un acuerdo con esa persona? ¿Comprarías lo que te está vendiendo? ¿Te convence lo que te cuenta?

Seguramente no, y en el mejor de los casos dudarías si es la mejor opción

Somos así de implacables.

¿por qué? Porque la mirada huidiza transmite inseguridad. Si percibimos que ni a la persona que nos lo cuenta le convence lo que dice… entonces …

A no ser que la conozcas personalmente, por lo general percibimos inseguridad en alguien que está nervioso. Y cuando se trata de echar mano al bolsillo, tomar una decisión importante o creer lo que nos cuentan… queremos percibir seguridad y confianza en la persona.

Saber cómo expresarte con tu mirada te permite atraer, conectar y seducir a tu audiencia. Te muestro cómo hacerlo a través del Lenguaje de los Ojos.

Indice

La mirada es el espejo del alma

En el argot de los actores, mirar a cámara directamente es “cruzar la cuarta pared”, estoy segura de que has visto alguna película en la que dejas de ser un mero observador de lo que ocurre a ¡de repente! sentirte mirado. Ahora formas parte de la historia, te has convertido en cómplice.

Los ojos juegan un papel crucial en la conexión con los demás.

Sin embargo, es frecuente encontrar personas que evitan mirar al grupo o a la audiencia a la que se dirigen. Su atención está en el papel, en la mesa, en la sala, en algún objeto, o en mirarse a sí mismos como ocurre con frecuencia en las emisiones en vivo de Instagram.

Rehuir el contacto visual es la peor impresión que puedes dar cuando hablas en público

Si hay un elemento de la comunicación que nos conecta unos con otros, es la mirada. Ya sabes que la mirada es el espejo del alma.

Fíjate lo acertada que es esta expresión. La pupila del ojo reacciona dilatándose o contrayéndose según nuestro estado interno.

De hecho, parece ser que los ojos claros suelen parecer más atractivos, porque es más fácil percibir a través de ellos (aunque sea de manera inconsciente) emociones positivas.

Según el mensaje que transmiten los ojos, sentiremos una predisposición positiva o negativa hacia la persona.

Si percibimos estados de tensión, nerviosismo o cualquier emoción negativa, se activa un mecanismo de supervivencia que nos pone en alerta. 

La alerta activada en nuestro cerebro nos lleva a fijarnos más en el lenguaje no verbal para obtener información más detallada de por qué nos chirría la persona.

Lo mismo ocurre si sentimos atracción por quien nos habla. Haremos un barrido con nuestra mirada por su rostro y cuerpo, para obtener el máximo de información de la persona.

Las personas que no saben cómo expresarse con naturalidad ante una audiencia y ante la cámara, tienen una mirada vacía, inexpresiva.

Estudié diversos casos y encontré que tras esa mirada se escondía cierta incomodidad, tensión y nervios. Estas personas no estaban disfrutando, de hecho, querían estar en otra parte y justamente eso es lo que transmitía su mirada, lejanía, respecto a quienes le están viendo y escuchando.

Se que para ti es importante hablar ante un público, un grupo o frente a la cámara, mi mejor consejo es que aprendas a disfrutar de la experiencia. Cuanto mejor te lo pases más influencia positiva ejercerás en quien te ve.

Lo que nos pone nerviosos y tensos es el desconocimiento, Y para eso estoy aquí, para proporcionarte la información que necesitas para comprender el lenguaje de los ojos.

Según mueves los ojos estás creando o recordando

Según el movimiento de tus ojos podría decirte qué está pasando por tu mente.

Créelo. Hay truco.

Venga, te lo voy a contar.

Según como recibes la información de tu entorno, predomina en ti una tendencia u otra a mover los ojos mientras hablas.

Así lo afirma la PNL (Programación Neurolingüística) creada en la década de los 70 por Richard Bandler, matemático, y John Grinder, lingüista, en California. En su libro PNL La Magia en acción, Bandler argumenta que en cada persona predomina un modo de adquirir el conocimiento por encima de otro, así puede ser más visual, auditiva o kinestésica.

¿Quieres comprobar cuál predomina en ti?

Recuerda el último viaje que has hecho, ¿qué es lo primero que viene a tu mente? Imágenes del lugar, sonidos, una conversación, alguna melodía en particular, o tal vez cómo te sentiste.

Tus ojos muestran esta tendencia. Pon atención a los siguientes movimientos oculares y descubre cuáles realizas tu con mayor frecuencia:

Visual

  • Llevas los ojos hacia arriba cuando quieres acceder a imágenes
  • Hacia arriba a la izquierda: estás recordado (tiras de tu memoria)
  • Hacia arriba a la derecha: estás creando (lo cuentas con tus palabras o bien improvisas, lo inventas o mientes)

Auditivo

  • Llevas los ojos a la línea media
  • Hacia la izquierda cuando recuerdas un diálogo, una voz, un sonido
  • Hacia la derecha cuando construyes (recreas, te inventas, mientes)

Kinestésico

  • Llevas tus ojos hacia abajo y a la derecha cuando hablas de tus emociones, e información vinculada al tacto, gusto y olfato
  • Llevas tus ojos hacia abajo a la izquierda cuando accedes a tu diálogo interno

Pon atención. Esta pauta funciona con las personas diestras, en caso de que seas zurda es al revés, recuerdas moviendo los ojos a la derecha y creas moviéndolos a la izquierda.

La expresividad de tus ojos lo es todo

Cuando miramos a los ojos de quien nos habla percibimos mucha más expresividad de la que vemos a primera vista.

El monologo interno que se crea en tu cabeza cuando te diriges a una audiencia genera cambios inconscientes en tu cuerpo y en tu voz, expresando cómo te sientes realmente.

Aunque no te lo parezca los ojos son los que más fácilmente van a mostrar ese estado interno.

Tu puedes dirigir ese monólogo interior a tu favor y transmitir confianza y seguridad ante la cámara. Mitigando el impacto de los sentimientos negativos de nervios, infravaloración o miedo escénico, que pueden boicotear tu calma.

Conociendo cómo se expresa tu mirada puedes dominar el arte de la atracción, la seducción y la influencia positiva en tu público.

Estos son los elementos que componen la expresividad de la mirada:

Parpadeo

Es una función fisiológica esencial que mantiene lubricado el ojo, y evita que entren sustancias nocivas dentro de él. En circunstancias normales parpadeas aproximadamente cada cinco segundos. Y tu velocidad de parpadeo se ajusta a lo que estés haciendo.

Por ejemplo, en una conversación parpadeas unas 22 veces al minuto, cuando lees suele ser de unos 15 parpadeos por minuto. A partir de un minuto sin parpadear se secan los ojos y comenzamos a sentir irritación entre otros síntomas.

¿Qué reacciones emocionales nos muestra el parpadeo?

Inconscientemente percibes el pestañeo como una señal de comunicación, en base a cómo sea, más lento, rápido, uniforme, etc.

Parpadeo rápido

Solemos parpadear más rápido cuando estamos bajo el estrés o cuando queremos recordar algo.

Pero también es muy frecuente cuando nos sentimos atraídos por alguien, cuando coqueteamos o presumimos.

Parpadeo Ralentizado

Reducimos el parpadeo cuando nos concentramos en algo o en alguien. Es curioso ver a personas muy sociables cómo reducen el parpadeo cuando conversan, es una manera de demostrar su interés en la persona con la que se comunica.

Si te fijas bien las personas que escuchan a alguien que admiran o les gusta, suelen parpadear cuando la persona que habla hace una pausa. Están tan absortos que se les olvida parpadear. Bromas a parte, lo que denota es un genuino interés en la persona.

Parpadeo en suspenso

Este ocurre cuando te sorprenden de forma inesperada, te cogen con la guardia baja.

Cuando te sucede algo inesperado dejas de parpadear unos segundos y realizas un único parpadeo.

Simbólicamente lo que hace el cerebro es despejar los ojos para tener la certeza de que lo que ve es real. Por eso este parpadeo indica sorpresa e incredulidad.

Variación de las Pupilas

Biológicamente el cerebro aumenta o disminuye el tamaño de la pupila en función de la cantidad de luz que deja pasar según la luz ambiental.

Pero ¿sabías que adapta el tamaño de las pupilas según estímulos emocionales?

Parece ser que las pupilas se dilatan ante emociones positivas y negativas, aunque no haya variaciones en la intensidad de la luz.

El ejemplo más gráfico lo tienes cuando te gusta alguien. Si además te atrae sexualmente la dilatación de las pupilas es aún mayor. De igual manera nos atrae más la persona que tiene las pupilas dilatadas que aquella que las tiene contraídas. Responde a un lenguaje muy primigenio.

¿Has oído hablar de personas que “seducen a la cámara”? si te fijas bien verás como se les agrandan las pupilas en momentos cruciales en los que muestran todo su atractivo.

Cuentan que ciertos comerciantes chinos muy avispados, miraban las pupilas de sus clientes mientras les enseñaban la mercancía. En cuanto percibían una dilatación de las pupilas sabían que era el momento de negociar el precio.

Las pupilas también se dilatan ante situaciones de amenaza y alerta, sea real o imaginaria. Es como si el cerebro le dijera a los ojos “no perdáis detalle por si hay que salir corriendo”.

susana cabrero consultoriaSi hablar en público o ante una cámara te produce tensión, tu cerebro siente la situación como una amenaza y tarde o temprano tus pupilas te delatarán.

Si prestas atención a la variación de tamaño de las pupilas de quien te habla puedes llegar a conocer mejor a esa persona. Si lo que cuenta le genera tensión, le asombra, le gusta, si está excitada, si ha tomado una decisión importante, etc.

Eso sí, siempre has de fijarte en varios aspectos a la vez, como la gesticulación, la expresión verbal y la voz, para que tu interpretación sea lo más acertada.

No te conformes solo con mirar a los ojos, descubre qué dicen las pupilas.

Las Cejas

Sirven para proteger al ojo del sudor (o lluvia) que fluye por el rostro o de la fuerte irradiación solar y, en general, de agresiones exteriores

Las cejas ofrecen muchísima información. Incluso la frente, ya que las arrugas que se forman en esta parte de la cara responden a diferentes expresiones emocionales. Además esta zona superior del rostro siempre está a la vista, salvo que llevemos un flequillo o una gorra que la tape.

Los movimientos de las cejas pueden ser inconscientes o voluntarios.

Vamos a ver qué nos indican las cejas según la wiki.

Fruncir las cejas muestra impresión, enfado o desacuerdo. Levantamos las cejas para expresar sorpresa o asombro, atención o temor. Y bajar las cejas puede denotar enojo, frustración, duda, incomodidad o sospecha.

Un uso excelente es elevar las cejas para enfatizar y atraer la atención de quien nos escucha. No conlleva ninguna de las emociones anteriores porque es un acto que haces de manera voluntaria y consciente, con un objetivo claro.

Levanta las cejas para poner énfasis y resaltar algo importante que quieres que recuerde tu audiencia.

Conclusiones

Cómo has visto a través del lenguaje de los ojos podemos percibir cómo está el ánimo de las personas. De igual manera cuando hablas a tu audiencia estás expresando tu estado interno a través de tu mirada, aunque no seas consciente de ello.

Ojos abiertos, medio cerrados, mirada vacía, sonriente, somnolienta, brillo en los ojos…

Aunque todos estos cambios son muy sutiles, con un poco de práctica puedes llegar a reconocerlos y gestionarlos mientras estás ante un público o ante la cámara.

Sígueme en mis redes sociales y recibe regalos y contenidos de tu interés

Susana Cabrero

Fundadora Escuela da el Salto

Vocación por enseñar. Más de 15 años ayudando a emprendedores, profesionales y empresas a mejorar sus habilidades comunicativas, crear estrategias de contenidos y optimizar su comunicación visual. ¿Quieres que trabajemos juntos en tu proyecto, negocio o marca personal?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Susana Cabrero

_______

            Fundadora EDES               Escuela Da el Salto

Vocación por enseñar. Más de 15 años ayudando a emprendedores, profesionales y empresas a mejorar sus habilidades comunicativas, crear estrategias de contenidos y optimizar su comunicación visual. ¿Quieres que trabajemos juntos en tu proyecto, negocio o marca personal?

Escuela Da el Salto | EDES © 2020 Susana Cabrero. Todos los derechos reservados